Ella Pudiera Anotarse Haber Sacado a un Ministro, Pero Prefirió ir Tras Trump e Internet la Está Apoyando

Quizás nadie en Estados Unidos se sienta más satisfecho por la renuncia del administrador de la EPA, Scott Pruitt, que por Kristen Mink.

Si bien es posible que no estés familiarizado con ella por su nombre, es probable que haysa oído hablar de su valiente acto de resistencia el lunes cuando se acercó a Pruitt mientras ambos almorzaban en el mismo restaurante de Washington DC, Teaism.

La maestra de 33 años estaba tomando un descanso con su familia, incluido su hijo de 2 años, mientras mostraba las vistas del DC a familiares de fuera de la ciudad cuando su esposo notó a Pruitt en una mesa cercana.

Mink no podía dejar pasar esta oportunidad de oro sin confrontar a Pruitt sobre la cantidad de problemas en su mente, así que se acercó a su mesa con su hija de 2 años en sus brazos y le dijo al sonriente administrador de la EPA:

“Hola”, le dijo a Pruitt. “Solo quería instarlo a que renuncie por lo que está haciendo al medio ambiente en nuestro país”.

Próximamente después de las confrontaciones públicas en restaurantes enfrentadas por Kristjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders y el asesor de la Casa Blanca Stephen Miller, la declaración audaz y directa de Mink, aumentada por la presencia de un niño en sus brazos, atrajo inmediatamente la atención mundial .

Con el anuncio ayer de la renuncia de Scott Pruitt, Minke se debe haber sentido como la activista más efectiva y capacitada del planeta, aparentemente al haber logrado con una breve conversación lo que millones de estadounidenses estuvieron esperando que sucediera durante meses.

Tan fortalecida, de hecho, que la valiente maestra se desvivió por ver si podía hacer el miilagro dos veces. Ella fue a Twitter para publicar esta pregunta esperanzada.

“Ey, Donald Trump, donde vas a almorzar mañana”.

.

.

Hasta el momento no ha habido respuesta del presidente, pero dado el promedio de bateo de Mink hasta el momento para librar a la nación de políticos corruptos no deseados, millones de estadounidenses solo están esperando su próxima oportunidad al bate.

Esperemos que ella traiga a su hijo otra vez. Él fue el apoyo que realmente ayudó a llevar su misión a casa.