El Día en Que Mike Pence Cambió de Blanco a “Rojo”: se le Ocurrió Visitar un Servicio de una Iglesia Negra

El vicepresidente Mike Pence intentó generar relaciones públicas positivas con una aparición previa al Día de Martin Luther King en una iglesia históricamente de negros, pero resultó contraproducente.

Pence asistió a la Misa del domingo en la Iglesia Bautista Metropolitana en Maryland, donde el pastor Dr. Maurice Watson dio un poderoso sermón, atacando fuertemente a Trump por su virulento racismo.

El noticiero local WUSA informó: “El vicepresidente se puso visiblemente con la cara roja a veces durante todo el discurso“.

El Pastor Dr. Watson dio un discurso inspirador a los feligreses predominantemente negros que llenaban las bancas.

“Me paro aquí hoy como su pastor para denunciar y rechazar vehementemente tales caracterizaciones de las naciones africanas y de nuestros hermanos y hermanas en Haití” Watson continuó con otra ovación. “Quien hizo esa declaración y quien utilizó un adjetivo tan visceral, irrespetuoso, deshumanizante para caracterizar a las naciones de África … está equivocado. Y deben rendir cuentas”.

Watson se refirió oblicuamente al comentario vergonzoso del Presidente que se refiere a Haití y los países de África como “países de mierda“.

A mis amigos y miembros de Haití y África: se les debe una disculpa, pero probablemente no la tengan“, dijo.

Durante una reunión de la Oficina Oval en la que los legisladores discutieron la restauración de las protecciones para los inmigrantes de Haití, El Salvador y África, Trump arremetió contra la perspectiva de promulgar legislación para aquellos que provienen de “países de mierda“.

¿Por qué estamos teniendo a todas estas personas de los países de mierda aquí?”, dijo Trump durante una reunión con varios senadores demócratas y republicanos, en especial aquellos que tienen una política de línea dura respecto a la inmigración.

Para colmo de males, Trump llegó a sugerir que Estados Unidos debería dar la bienvenida a personas que vienen de países como Noruega, donde la mayoría de la población reune las características que para él son las más importantes en una persona: blancos, rubios y de ojos claros.

El Vicepresidente Pence ha permanecido notablemente silencioso después del incidente. Sin duda, su silencio era ensordecedor en esa iglesia en la víspera del Día de Martin Luther King.