Después de la Impactante Noticia de Ayer Sobre Rusia Trump Enloqueció y Nos lo Mostró en Twitter

Con el nudo de la investigación cada vez más apretado alrededor de su cuello, el presidente Trump envió una furiosa ronda de tweets después de que un explosivo informe en The New York Times reveló que los oficiales del FBI estaban tan preocupados por su comportamiento como consecuencia de su despido del ex director del FBI James Comey a principios del 2017 que iniciaron en secreto una investigación sobre si en realidad estaba trabajando como agente de Rusia en contra de los intereses estadounidenses.

.

¡Muchos se están uniendo!: Por favor, haz CLIC AQUÍ y únete tú también al Grupo “Todos Contra Trump“. Por separado, con esfuerzos dispersos ellos pueden salirse con la suya, pero estando UNIDOS podemos vencerlos.

.

Trump hizo gala de sus insultos habituales para responder al informe, atacando tanto al periódico que informó la historia como a la principal agencia de aplicación de la ley de la nación, en particular a los ex líderes altamente respetados de la oficina que instigaron la investigación.

Donald J. Trump: “Wow, acabo de enterarme en el periódico The New York Times que los antiguos líderes corruptos del FBI, casi todos despedidos o forzados a abandonar la agencia por muy malas razones, abrieron una investigación sobre mí, sin ninguna razón. Y sin ninguna prueba, después de despedir al Mentiroso James Comey, ¡una sordidez total!”.

El presidente no menciona que las “muy malas razones” por las que los supuestos “ex líderes corruptos del FBI” ya no están en la agencia son que Trump los obligó a salir porque estaban investigando su connivencia con Rusia incluso antes de despedir a Comey. Sus afirmaciones de que no había ninguna razón o prueba deberían ser simplemente un hábito reflexivo en este punto, ya que las acusaciones de muchos de sus ex empleados de alto rango en la campaña, combinadas con las comunicaciones interceptadas que el Asesor Especial ha mantenido en secreto, ofrecen amplia evidencia de que las sospechas del FBI estaban más que justificadas.

Donald J. Trump: “… Lo curioso de James Comey. Todos querían que lo despidieran, republicanos y demócratas por igual. Después de la investigación de la Deshonesta Hillary, quien fue entrevistada el 4 de julio, no fue grabada ni jurada, y donde dijo que no sabía nada (una mentira), … “

La deflexión es una de las herramientas principales en el libro de jugadas de Trump, junto con la distracción. Aquí intenta desviar la atención y las acusaciones de sí mismo hacia Comey y su ex oponente en la elección presidencial Hillary Clinton, repitiendo puntos de conversación obsoletos y desacreditados que espera que aún resuenen en su base.

Donald J. Trump: “… el FBI estaba en un caos total (ver NY Post) debido al pobre liderazgo de Comey y la forma en que manejó el desastre de Clinton (sin mencionar su usurpación de poderes del Departamento de Justicia). Mi despido de James Comey fue un gran día para Estados Unidos. Era un policía torcido … “

El presidente luego trata de desacreditar el estado del FBI en el momento del despido de Comey citando ese bastión del sensacionalismo que es el The New York Post, un periódico propiedad de su magnate favorito Rupert Murdoch, el fundador de esa otra máquina de propaganda de la derecha que es Fox News, en lo absoluto una fuente confiable de información imparcial. Después de más afirmaciones sin fundamento sobre su ex director del FBI, Trump trata de virar la tortilla al etiquetar a Comey como “torcido” al tiempo que confunde su propia opinión sobre el valor de despedir a su antagonista con la de la nación en general.

Donald J. Trump: “… quien está totalmente protegido por su mejor amigo, Bob Mueller, y los 13 Demócratas enojados – máquinas de filtraciones que NO tienen interés en ir tras la Real Colusión (y mucho más) de la Deshonesta Hillary Clinton, su Campaña y el Comité Nacional Demócrata. ¡Solo mira!”

Trump es prácticamente homérico en su repetición continua de las mismas frases descriptivas que ha usado tantas veces en el pasado mientras rapsodiza sobre sus propias batallas épicas con “los demócratas enojados” y “la Deshonesta Hillary Clinton” en los tweets que compuso con sus rosados ​​dedos no más el amanecer llegó a la Casa Blanca esta mañana.

Uno tendría que ser muy ciego, como el legendario poeta griego Homero, para no ver la ironía en el líder del Despacho Oval con más filtraciones de la historia, al describir el notoriamente discreto y abotonado despacho del Consejo Especial como “máquinas de filtraciones“. El intento infantil de retratar a los demócratas, como los que están en connivencia con Rusia, desafía toda razón y evidencia y proporciona más pruebas de la alienación total del presidente de la verdad y de la realidad.

Donald J. Trump: “Yo he sido MUCHO más duro con Rusia que Obama, Bush o Clinton. Tal vez más fuerte que cualquier otro Presidente. Al mismo tiempo, y como he dicho a menudo, llevarse bien con Rusia es una buena cosa, no es nada malo. Espero que algún día tengamos buenas relaciones con Rusia nuevamente”.

.

¡Seguimos creciendo!: Por favor, haz CLIC AQUÍ y únete al Grupo “Todos Contra Trump“. Por separado, con esfuerzos dispersos ellos pueden salirse con la suya, pero estando UNIDOS podemos vencerlos.

.

Días después de que su administración anunció arbitrariamente que planea levantar las sanciones impuestas a uno de los aliados oligarcas más famosos de Putin, Oleg Deripaska, Trump nuevamente ignora hechos fácilmente verificables para afirmar que una simple mirada retrospectiva a su reunión de Helsinki con el presidente ruso el año pasado lo volvería absurdamente ridículo. Su afirmación diametralmente opuesta de ser el presidente más duro con Rusia, con sus obvias expectativas de mejorar las relaciones, socava cualquier credibilidad que su fracturada lógica haya estado tratando de expresar.

La verdad está saliendo poco a poco, poco a poco, fuga a fuga, exposición periodística tras exposición periodística, y Trump está acorralado en una esquina, atacando en un intento desesperado de salvarse. Al final, solo podemos esperar que la verdad nos haga libres, libres del presidente Trump, y que la justicia prevalezca.