Desesperada y Contradictoria Excusa Por Sus Bajos Niveles de Aprobación. ¡Bravo Donald!

Y después de una semana de malas noticias para el Presidente, finalmente era Domingo. Ustedes saben que eso conllevaría a una tormenta de tweets mañaneros, como realmente lo hizo.

Trump comenzó su ritual de la mañana con un desesperado ataque a Hillary Clinton, aparentemente para tratar de distraer a sus secuaces de las revelaciones perjudiciales de que su homónimo hijo se reunió con agentes del gobierno ruso y mintió acerca de ello.

Luego procedió a criticar a todos, desde sus críticos a los medios de comunicación y hasta las últimas encuestas. El primer lugar correspondió a los manifestantes. Un grupo grande de ellos se reunieron frente a su campo de golf de Nueva Jersey para manifestarse contra el presidente, que estaba en el sitio asistiendo al torneo femenino de los Estados Unidos.

“Gracias a mis partidarios, que ayer superaron en número a los manifestantes en el Torneo Femenino de Golf. ¡Grandioso!”

.

.

Luego volvió a Rusia, reconociendo el papel de su ex director de campaña, Michael Caputo, quien es ahora un foco de investigación para el Congreso sobre la colusión de la campaña Trump con el Kremlin.

“Gracias al ex asesor de campaña Michael Caputo por haber dicho de una manera tan poderosa que no hubo colusión con Rusia en nuestra victoriosa campaña”.

.

.

Caputo se vio obligado a abandonar la campaña en desgracia, cuando tuiteó “Ding dong la bruja está muerta” después de que la asediada jefa de campaña y amiga de Trump de muchos años, Corey Lewandowski renunció a su puesto en junio del 2016. Antes de eso, Caputo traía un largo historial de colaboración con el gobierno ruso, incluso con el presidente Vladimir Putin y el gigante ruso Gazprom.

El Congreso lo interrogó el viernes en audiencias privadas para determinar qué papel pudo haber desempeñado en la operación rusa para socavar las elecciones. El tweet del presidente alabando la declaración que Caputo hizo a los periodistas el viernes después de dar su testimonio a los investigadores, no es más que una carnada, destinada a tranquilizar a su banda de cada vez menos seguidores, quienes todavía creen que no hubo connivencia entre la campaña y Rusia.

Pero Trump no mencionó que Caputo abandonó la campaña antes de la infame reunión de Donald Trump, Jr. con al menos cuatro agentes rusos en la Torre Trump. Por tanto, la negación de Caputo, no significa nada, aunque fuese cierta.

Pocos minutos después, Trump dió otro giró, esta vez a un asalto general contra los medios de comunicación. También reveló lo que bien podría ser un nuevo “caballo de batalla” en el manido discurso del Team Trump.

“Con sus adulteradas fuentes y altamente sesgados, incluso fraudulentos reportes, las Noticias Falsas están DISTORSIONANDO LA DEMOCRACIA en nuestro país.”

.

.

No estamos seguros exactamente de lo que significa “distorsionar la democracia“, pero estamos bastante seguros de que suena mejor en el idioma ruso original.

Seguramente ese estaba destinado a ser el último tweet de la mañana. Pero entonces el Washington Post publicó los resultados de su última encuesta, revelando que la aprobación del Presidente ha alcanzado otro mínimo histórico.

Trump no podía permitir que se publicasen esas cifras, sin mentir en su acostumbrado estilo, para tranquilizar a sus partidarios y transmitirles que todo está bien.

“La Encuesta de ABC/Washington Post, aún cuando casi 40% no está nada mal para estos momentos, fué prácticamente la encuesta más inexacta cuando las elecciones”.

.

.

No podemos adivinar exactamente qué quiso decir aquí. Está aseverando que sus seguidores no deben creer las noticias falsas porque estuvieron equivocadas acerca de la elección, pero también que deberían creerles, pues esaas cifras no son tan malas.

De cualquier manera, está claro ahora – si no es que lo ha estado todo este tiempo – por qué Trump se aferra a su cuenta de Twitter como un adicto a la heroína se aferra a su aguja.

Twitter le ofrece la única salida que tiene de los horrores de su realidad. El mundo se está estrellando a su alrededor, pero mientras, el mundo virtual que ha creado para sí mismo y sus seguidores, sigue reflejando la realidad que sólo su delirante mente puede soportar. Al menos hasta la próxima crisis.