Continua la Pelea con la NFL, Pero Esta Vez la Amenaza de Trump es aún Más Repugnante y Dictatorial

Donald Trump renovó el viernes por la mañana sus ataques de base racial contra jugadores de la NFL que protestan durante el himno nacional, mientras estaba de vacaciones en su club en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra obsesionado con la investigación de Mueller.

Sin embargo, esta mañana, llevó su absurda y estúpida querella a un nuevo nivel, al amenazar con quitarle los ingresos al jugador y golpearlos con suspensiones.

Trump también minimizó las protestas de los jugadores de la NFL alegando que quieren mostrar su “indignación” por “algo que la mayoría de ellos no puede definir“. Esta es una respuesta ridícula de Trump porque los jugadores de la NFL definieron claramente por qué están protestando, como se ve en una publicación de Colin Kaepernick que les ponemos al final, y que fue la que desató la ira del Dios de los Dictadores, alias D.F. Trump esta mañana.

“Los jugadores de la NFL están de nuevo en acción, arrodillándose cuando deberían estar orgullosos del Himno Nacional. Numerosos jugadores, de diferentes equipos, quieren mostrar su “indignación” por algo que la mayoría de ellos no puede definir. Hacen una fortuna haciendo lo que aman. Sean felices, sean geniales! Un juego de fútbol, ​​por el que los fanáticos están pagando mucho dinero por ver y disfrutar, no es un lugar para protestar. La mayoría de ese dinero va a los jugadores de todos modos. Encuentren otra manera de protestar. ¡Pónganse de pie orgullosamente por su himno nacional o serán suspendidos sin paga! “, escribió Trump en los dos tweets que ves abajo.

.

.

.

El nuevo ataque de Trump a los jugadores de la NFL ocurre un día después de los juegos de pretemporada de la NFL que se jugaron anoche, durante los cuales los jugadores de varios equipos protestaron durante “The Star-Spangled Banner” (nombre en inglés del himno nacional de los Estados Unidos). Kaepernick elogió a los jugadores, citando su protesta de “opresión sistémica“.

“Mi hermano Kstills continuó su protesta contra la opresión sistémica esta noche al arrodillarse. Albert Wilson se unió a él en protesta. ¡Manténganse fuertes hermanos!”

.

.

La amenaza de Trump no tiene cabida en un país democrático, en un mundo libre, sino que es propia de emperadores y dictadores de regímenes unitarios y autocráticos.