grupos de odio

Oficialmente Confirmado: Los Grupos de Odio PROSPERAN Bajo Trump

Por segundo año consecutivo, los grupos de odio establecidos ​​en Estados Unidos han crecido sustancialmente, gracias en buena parte a la candidatura de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos, según nos confirma el nuevo Informe Anual de Inteligencia del Southern Poverty Law Center (SPLC).

Entre todos estos grupos, SPLC encontró que los grupos de odio anti-musulmanes pasaron de 34 en el 2014 a la nada despreciable cifra de 101 el año pasado. Este rápido crecimiento también coincide con un aumento de la violencia contra los musulmanes alrededor de los EE.UU.

Los crímenes de estos grupos de odio contra musulmanes aumentaron un 67% en el 2015, cuando Trump anunció su candidatura y lanzó su campaña de inmigración contra musulmanes. Durante el 2016 no nos fué mejor. Sólo unas horas después de anunciar las difamaciones anti musulmanas, una mezquita de Victoria, Texas, fue quemada.

Junto con los grupos anti-musulmanes, el llamado “Alt-Right” (o ultra derecha), un grupo de nacionalistas blancos, alcanzó fama nacional al respaldar la candidatura de Trump y, tras cuya elección, Steve Bannon, uno de sus más connotados representantes fué elevado a una posición de vital importancia en la Casa Blanca.

El informe de SPLC encontró que el número de grupos de odio (en general, no sólo contra musulmanes) que operó durante el 2016 aumentó a 917, frente a 892 en 2015. Aunque no es el salto más grande en la historia reciente, sigue representando un asombroso incremento, que dice mucho acerca del clima que Trump ha creado dentro de los Estados Unidos.

2016 fue un año sin precedentes para el odio“, dijo Mark Potok, investigador principal y editor del informe de inteligencia. “El país es testigo de un resurgimiento del nacionalismo blanco que pone en peligro el progreso racial que hemos alcanzado, junto con la llegada de un presidente cuyas políticas reflejan los valores de los nacionalistas blancos. Con el estrepitoso ascenso de Steve Bannon, estos extremistas celebran el hecho de que finalmente tienen un aliado al que escucha el propio Presidente “.

Lo que hace que el informe sea aún más aterrador es la inexplicable constatación de que también se ha multiplicado el odio hacia las personas que no se les unen. Mientras que estos grupos de odio continúan creciendo, es razonable aceptar que el odio mismo está creciendo también.

Ese cambio en la atmósfera alrededor de todo el país se notó inmediatamente después de la elección de Trump. Sólo en los primeros 10 días después de su toma de posesión, el SPLC documentó 867 incidentes relacionados con odio y segregación, incluidos más de 300 donde los atacados fueron inmigrantes o musulmanes. Este nivel de odio también se está propagando en nuestras escuelas.

Según SPLC, cuyos investigadores encuestaron a 10,000 educadores, y el 90 por ciento dijo que “el clima en sus escuelas se ha visto afectado negativamente por la campaña“.

Con el aumento de los grupos de odio en los últimos dos años, quienes sí han sufrido una dramática disminución son los llamados grupos “patrióticos“. Este tipo de grupos se había acercado mucho al Tea Party, inspirados en su odio a Obama y su miedo al socialismo.

Sin embargo, estos grupos pasaron de 998 en el 2015 a 623 el año pasado, acusando un descenso del 38%. Esta misma tendencia se produjo también cuando George W. Bush asumió el cargo. Los grupos “patrióticos” se sienten menos necesarios cuando los suyos dirigen el gobierno. Lo malo es que han cedido el paso a los grupos de odio y segregación racial.

Una cosa que señala el informe puede darse por segura. Las organizaciones nacionalistas y anti-musulmanas blancas se sienten menos temerosas de salir de las sombras y hacer escuchar su voz. No hay dudas de que esto sucede porque Trump los ha envalentonado, dándoles una sensación de legalidad, mientras que al incorporar a su administración connotados nacionalistas blancos como Bannon y el nuevo Fiscal General Jeff Sessions, no hace más que alimentarles su percepción de legitimidad.