El FBI Acaba de Confirmar TRES Diferentes Investigaciones Sobre el Escándalo Trump-Rusia

¿Qué tan profundos son los lazos de Trump con los ataques cibernéticos de piratas rusos a las elecciones de 2016? De acuerdo con la muy importante agencia noticiosa europea Reuters, el FBI quiere saberlo y ha lanzado tres investigaciones separadas enfocadas en el escándalo. La agencia noticiosa confirmó las investigaciones a través de cinco funcionarios de Gobiernos precedentes y del actual, arrojando por primera vez una luz de certeza y veracidad respecto a estas investigaciones.

El presidente Donald Trump ha afirmado en numerosas ocasiones que la elección fue forjada con fraude, pero ha insistido en que el mismo provenía de los demócratas y los votos de inmigrantes ilegales.

Parece ser que el FBI no está de acuerdo. Aunque sus investigaciones no están centradas en los resultados electorales finales, cada una de ellas examina el papel que desempeñó Rusia en la piratería del Comité Nacional Demócrata y cuánta influencia tuvo el Kremlin sobre Trump y su campaña.

La Casa Blanca se ha mantenido en silencio acerca de las investigaciones. Uno se sus portavoces señaló escuetamente una cita anterior de Trump durante la campaña en la que dijo: “En cuanto a la piratería, creo que fue Rusia, pero creo que también somos hackeados por otros Países y otras personas “.

Si bien se ha informado previamente que el FBI estaba investigando los ataques, el número de investigaciones independientes y lo que realmente estaban buscando era desconocido.

De las tres, la que más perjudicial podría tornarse para la presidencia de Trump, es la conducida por los agentes de contrainteligencia del FBI basados ​​en Washington. Según Reuters, “esta investigación de contrainteligencia incluye, pero no se limita al examen de las transacciones financieras de los individuos y empresas rusos que se cree tienen vínculos con los asociados de Trump”.

Si los agentes encuentran vínculos directos con Trump o su campaña, esto podría ser motivo suficiente para un juicio político de destitución. Claro, si nuestro Congreso secuestrado por los republicanos se atreviese a actuar. ¿Cuántos serán aún los lazos que Trump mantiene  con corporaciones o gobiernos extranjeros? No lo sabremos mientras siga negado a publicar sus declaraciones de impuestos.

Informes anteriores han indicado que Trump y algunos de sus empleados podrían ser víctimas del chantaje ruso. Con suerte, estas investigaciones pueden arrojar alguna luz sobre lo grave que es realmente esta afirmación.

Si el Presidente de los Estados Unidos fue “instalado” o chantajeado por un gobierno extranjero hostil, el pueblo estadounidense merece saberlo. Esperemos que el FBI lleve a feliz término estas investigaciones.