CALIENTE: El Congresista Favorito de Trump Arrestado Por el FBI, Por un Motivo Muy “Bonito”

El primer miembro del Congreso que respaldó la candidatura presidencial de Trump fue arrestado y acusado de presunto fraude de valores, fraude electrónico y declaraciones falsas.

Según el FBI, el republicano de Nueva York, Chris Collins, se rindió esta mañana en la oficina de su abogado en Nueva York. Fue acusado, junto con su hijo, por intercambiar información privilegiada sobre la empresa australiana de biotecnología Innate Immunotherapeutics Limited, de la que formó parte. Según los fiscales, su presunto crimen le ahorró a sí mismo y a otros cómplices $ 768,000 en pérdidas.

Por supuesto, el gabinete pantanoso de Trump también estuvo involucrado. Collins también convenció al ex secretario de Salud y Servicios Humanos, Tom Price, para que invirtiera en la compañía. Él finalmente dio $ 225,000 en su inversión.

El abogado de Collins habló después del arresto y afirmó que su cliente “será completamente vindicado y exonerado“.

“Responderemos a los cargos contra el Congresista Collins en la Corte y montaremos una vigorosa defensa para limpiar su nombre. Es de notar que incluso el Gobierno no alega que el Congresista Collins haya vendido una sola acción de Innate Therapeutics. Confiamos en que su nombre será completamente vindicado y exonerado.

El Congresista Collin les tendrá más información sobre este asunto hoy más tarde”.

.

.

El arresto, sin embargo, no fue tan inesperado. El Comité de Ética de la Cámara había estado investigando los turbios tratos de Collins y la Oficina de Ética del Congreso, un organismo independiente de control, había recomendado unánimemente que el Comité de Ética iniciara una investigación completa.

Collins, por su parte, había hecho referencia a la investigación como una “cacería de brujas“. ¿Te suena familiar el término? Parece que está muy de moda entre los Republicanos y Trumpianos.

Trump puede haber prometido drenar el pantano, pero hasta ahora, sus subalternos y partidarios se han revelado como los peores criminales que Washington haya albergado jamás.

Estos últimos cargos contra Collins son otra gota en el balde encima de los 191 cargos criminales contra 35 acusados en la investigación de Mueller. Por supuesto, esto marca solo otro día en la era de Trump.