Ayudante del Senado Republicano Acaba de Revelar la Verdad Sobre los Lobbistas y TrumpCare

Los republicanos del Senado no están dejando ninguna posibilidad al azar con su versión supuestamente benigna de la Ley Americana de Cuidado de la Salud (AHCA, por sus siglas en inglés), su proyecto de ley para sustituir ObamaCare.

Después de que la Cámara aprobó su controvertida versión en una estricta votación de la línea partidista, algunos senadores republicanos anunciaron que descartarían el proyecto de ley de la Cámara de Representantes y empezarían desde cero.

Eso fue hace más de un mes. Desde entonces, sólo tenemos el silencio. Aparte de un selecto grupo de senadores republicanos, nadie ha visto los borradores del proyecto de ley. Ningún esquema de principios. No hay metas de cobertura ni estimaciones presupuestarias. Nada se ha hecho público, y  ni siquiera se ha compartido fuera del grupo de republicanos que están redactando el proyecto de ley.

De hecho, la única noticia sobre el proyecto de ley que ha surgido ha confirmado que el Partido Republicano tiene la intención de mantener el proyecto de ley en secreto mientras puedan, e incluso tratar de evitar el proceso de marcación del Comité y de acelerar el paso del proyecto de ley para una votación directa por el senado completo.

Ayer recibimos noticias aún más inquietantes de la reportera del Independent Journal Review, Haley Byrd (@byrdinator), quien tuiteó en la tarde sobre un encuentro que tuvo con un miembro de la mesa directiva de un senador republicano: el tweet comienza diciendo:

¿Ha visto ya algo del texto? “Estamos asumiendo que ya que hoy la enviaron a la CBO, luego llegará a la Calle K, luego a Político, y entonces será que la veamos nosotros. Ya sabe usted la forma en que se supone el gobierno actúe”. – Y continúa abajo:  

“Le pregunté al ayudante conservador del Senado si en su Oficina habían visto algún texto de la casi terminada/casi redactada ley del cuidado de salud de McConnel”.

.

.

Usted leyó correctamente. Los grupos de presión (o cabilderos) en la calle K (arteria vial de Washington famosa por la abundancia de estos grupos) pondrán sus manos sobre la ley, aún antes de que los demócratas o el pueblo americano la vean. Incluso los republicanos que no forman parte del grupo de trabajo no podrán verla antes que los grupos de presión.

Los Republicanos de la Cámara fueron capaces de aprobar su proyecto de ley enmendado sin una evaluación de la CBO. Parece que sus colegas en el Senado están tratando de pasar su versión de TrumpCare sin un proyecto de ley que alguien pueda ver – excepto los cabilderos, por supuesto.

¿Recuerdas la promesa de Trump de drenar el pantano? No te preocupes… él tampoco la recuerda.