Al Salir del Juzgado, Stormy Daniels Acusó de Nuevo a Trump y le Prometió… Nada Bueno Para Él

Stephanie “Stormy Daniels” Clifford acaba de demostrar una vez más que eligió el nombre correcto para su personaje porno (“stormy” significa “tormentosa“): la principal antagonista de Trump es una fuerza completa de la naturaleza en la lucha por la verdad.

Ayer, Clifford y su abogado Michael Avenatti estuvieron presentes para las audiencias preliminares contra Michael Cohen, el abogado de Trump cuyos activos fueron allanados la semana pasada.

Los medios acosaron a Clifford cuando entraba y salía de la sala de audiencias en un enjambre que recordaba a las turbas de la prensa en los comienzos de Internet, que acechaban a las estrellas pop de los primeros años. Clifford navegó el caos con clase, y luego entregó esta brillante declaración:

“Stormy Daniels, hablando fuera de una audiencia en Nueva York, dijo que ella y su abogado, Michael Avenatti, están comprometidos a “asegurarse de que todos descubran la verdad y los hechos de lo que sucedió”.

.

.

“Nunca ha pensado que el hombre común, o especialmente las mujeres, y aún más mujeres como yo, importen; eso termina ahora. Mi abogado y yo estamos comprometidos a asegurarnos de que todos descubran la verdad y los hechos de lo que sucedió, y doy mi palabra de que no descansaremos hasta que eso suceda”, prometió Clifford a la horda sedienta de reporteros.

Clifford y Avanetti estuvieron presentes esta mañana cuando Todd Harrison, abogado de Cohen, argumentó que el equipo de Trump debería poder revisar todos los documentos confiscados por el FBI en el ataque del lunes pasado a los asuntos de Cohen antes de que el FBI pueda revisar los expedientes.

El argumento principal de Harrison para la vista previa fue la preocupación por la identidad de un tercer “individuo públicamente prominente” a quien Cohen representa además de Trump. Inicialmente, Harrison se negó a compartir el nombre, pero la decisión del juez Wood en el cargo finalmente condujo a la dramática revelación.

Ahora sabemos que el tercer cliente no era otro que Sean Hannity de Fox News.

Hannity, por su parte, continúa negando cualquier contacto con Cohen más allá de las entrevistas de televisión y “[ocasionales] breves discusiones con él sobre cuestiones legales sobre las cuales [Hannity] quería la [intención] la opinión y perspectiva de Cohen“.

A medida que el fuego del contenedor de basura de la presidencia de Trump se hace cada vez más intenso con cada día que pasa, le imploramos, señora Clifford: cumpla esta promesa y ayúdenos a derrumbar a Trump y sus mentirosos conspiradores.