Abogado de Trump Admite Haber Pagado a la Estrella Porno y Aspira al Premio por la “Mentira del Año”

En una sorprendente admisión, el abogado personal del presidente, Michael Cohen, dijo que había pagado de su propio bolsillo el pago de $ 130,000 dólares a la estrella del porno Stormy Daniels, quien afirmó haber tenido una aventura con Trump en el 2006.

Ni la Organización Trump ni la campaña Trump participaron en la transacción con la Sra. Clifford, ni tampoco me reembolsaron el pago, ni directa ni indirectamente“, dijo Cohen al New York Times, refiriéndose a Stephanie Clifford, quien pasa por el “nombre artístico” de Stormy Daniels.

El pago a la Sra. Clifford fue legal, y no fue una contribución de campaña ni un gasto de campaña de nadie“, agregó.

Según el informe del Wall Street Journal, Stormy recibió un pago de $ 130,000 del abogado de Trump como parte de un acuerdo de no divulgación en octubre del 2016, un mes antes de las elecciones generales. El pago fue reportado a la FEC por un grupo de vigilancia, ya que las contribuciones en especie no reportadas violan la ley de financiación de campaña.

Sin embargo, de manera muy sorprendente, Cohen optó por “revelar” que el pago salió de su propio bolsillo, lo cual es conveniente en el mejor de los casos, y absolutamente ridículo en el peor. Aunque, para ser justos, puede ser que sólo esté tratando de ganar el Premio Guinnes a la “Mentira del Año, el cual va a tener que disputar muy duro con su propio jefe.

En una impresionante entrevista para la revista In Touch Magazine, Stormy afirmó que Trump tuvo una aventura con ella en el 2005, poco después de que Melania diera a luz a su hijo.

En realidad, ni siquiera sé por qué lo hice, pero recuerdo que mientras estábamos teniendo sexo, yo me decía como, ‘Por favor, no intentes pagarme’“, dijo Daniels a la revista.

Salimos un rato, y él siguió diciendo: ‘Te llamaré, te llamaré’. Tengo que verte de nuevo. Eres increíble. Tenemos que llevarte a El Aprendiz’“, agregó.

Trump, por su parte, ha sido acusado de acoso sexual o mala conducta por al menos 19 mujeres. Él no ha confesado estos crímenes ni asumido ningún grado de responsabilidad por ellos. Incluso frente a pruebas condenatorias, como las cintas de Access Hollywood, el presidente se ha negado a abordar el problema.

La desesperación del equipo Trump se está mostrando, y mientras obtienen puntos por su creatividad, su credibilidad está en el inodoro.