Michael Cohen y Michael Avenatti

El Abogado de Trump Tiembla de Miedo Por Ser Arrestado. El Abogado de Stormy no se la Dejó Pasar

Trump regresa a Washington que no cabe de auto alabanzas y orgullo de sí mismo después de sus reuniones con el dictador de Corea del Norte y una semana de estar alejado de su mayor obsesión, representada por la investigación de Rusia del abogado especial Robert Mueller, pero es probable que vuelva a la realidad rápidamente.

Mueller se está acercando a completar su investigación, que incluirá una mirada especial al comportamiento de Trump, y podría presentarse tan pronto como a fines de este mes o el mes próximo, según un informe de Robert Costa de The Washington Post en CNBC.

“Más información: el equipo de Mueller quiere publicar un informe sobre la investigación de la obstrucción a la justicia, y los incidentes durante el tiempo del presidente en el cargo en junio o julio. Y LUEGO continúar con la investigación de la colusión. Verano caluroso”.

.

.

A medida que Mueller avanza hacia su final, las nubes de tormenta que penden sobre el abogado personal de Trump, Michael Cohen, también están a punto de romperse, según un informe de The Hive de Vanity Fair.

“Según una fuente cercana a Cohen”, informa Gabriel Sherman para Vanity Fair, “Cohen les ha dicho a sus amigos que espera ser arrestado en cualquier momento”.

Cohen niega haber dicho eso, pero Sherman cita a un ex funcionario de la Casa Blanca que dice: “Trump debería estar súper preocupado por Michael Cohen. Si alguien puede hacer estallar a Trump, es él“.

La posibilidad de que Cohen sea arrestado, posiblemente por cargos criminales, ya tiene bailando al abogado de la estrella porno Stormy Daniels, Michael Avenatti, quien es un connotado enemigo de Cohen.

“Para aquellos que llevan un registro, hace aproximadamente 57 días, predije que el Sr. Cohen sería arrestado y acusado dentro de 90 días … También dije que representaría un problema serio para el Sr. Trump”.

.

.

Según Sherman, la primera acción de Mueller será entregar sus hallazgos al Diputado Procurador General Rod Rosenstein, probablemente sobre posibles cargos por obstrucción a la justicia.

“Donald está muy preocupado”, le dijo un republicano cercano a Trump a Sherman. “La diferencia es que Trump ahora está más desencadenado que en cualquier momento de su presidencia, lo que significa que el despido de Mueller o Rosenstein sigue siendo una posibilidad”.

“Hemos entrado en la era primordial de Trump”, le dijo un asesor externo a Sherman.

Entonces, Mueller, paciente y calculador, está a punto de mostrar su mano y enfrentarse a Trump, conocido por sus rápidas reacciones impulsivas y su racha de venganza, lo que podría llevar a una especie de enfrentamiento público de enormes dimensiones entre el presidente y el fiscal. .

Pase lo que pase, será vigilado atentamente por el Congreso y el público, y bien podría impactar las próximas elecciones de mitad de período en noviembre, si no los cimientos de la democracia estadounidense como la conocemos.

Vigila a Cohen, con quien el presidente sigue obsesionado, porque si él se derrumba, puede que derrame mucha información sobre el presidente.

El juego final de las investigaciones se acerca y finalmente veremos quién queda en pie.

Luis Iglesias

Más de una década colaborando con diversos medios. Politólogo.